Los puntos limpios son los centros de recepción selectiva de productos para la reutilización de residuos municipales para tratamientos posteriores: la preparación para la reutilización, la valorizacion y la disposición final. Estas instalaciones estan orientadas a residuos especiales en pequeñas cantidades (p. ej. pinturas, disolventes, baterías, etc.), residuos voluminosos (p. ej. muebles, electrodomésticos, etc.), vegetales, escombros, así como otras fracciones que se pueden recoger selectivamente y aprovechar.
El punto limpio es una instalación que permite alcanzar niveles más altos de recogida selectiva y que también puede prestar servicios de apoyo al servicio municipal de recogida de residuos.
A partir del 14 de marzo de 2015, a raíz de la modificación del texto refundido de la Ley reguladora de los residuos, los puntos limpios que deseen podrán desarollar actividades de reutilización de productos si cumplen dos condiciones:

  • que este previsto en sus ordenanzas municipales y que
  • el poseedor del producto manifieste su voluntad de destinarlo a su reutilización.

Marco legal

Decreto Legislativo 1/2009 - Ley 3/2015 - Norma técnica sobre puntos limpios

Funcionamiento

Qué podemos llevar al centro de recogida - Los usuarios de los puntos limpios - La gestión de los puntos limpios