• Imprimir

Antecedentes normativos

De acuerdo con el artículo 3 del Real Decreto 782/1998, que desarrolla el Reglamento para la ejecución de la Ley de Envases, están obligados a elaborar un plan empresarial de prevención aquellas empresas envasadoras que durante un año natural saquen al mercado una cantidad de productos envasados susceptible de generar residuos de envases en cantidades superiores a las siguientes:
  • 250 t, si se trata exclusivamente de vidrio
  • 50 t, si se trata exclusivamente de acero
  • 30 t, si se trata exclusivamente de aluminio
  • 21 t, si se trata exclusivamente de plástico
  • 16 t, si se trata exclusivamente de madera
  • 14 t, si se trata exclusivamente de cartón o materiales compuestos (p. ej. cartón para bebidas)
  • 350 t, si se trata de diferentes materiales y cada uno de ellos no supera, individualmente, las cantidades anteriores

Los planes deben servir para que los envasadores se marquen un objetivo de reducción de la cantidad de residuos de envases generados por la puesta en el mercado del producto comercializado. Estos planes deben ser aprobados por el organismo competente de la comunidad autónoma donde se implanten las medidas previstas en el plan. En el caso de Cataluña este organismo es la Agencia de Residuos de Cataluña, los planes tienen una validez de tres años y una vez aprobados se deberá presentar anualmente un informe de seguimiento de las medidas de reducción emprendidas.

Los planes empresariales de prevención de residuos de envases pueden ser presentados por las empresas envasadoras a título individual o bien a escala sectorial (agrupación de diversas empresas), a través de los sistemas integrados de gestión (SIG) siempre que la empresa envasadora esté adherida, y también se pueden presentar a través de alguna asociación empresarial sectorial.

Fecha de actualización:  30.10.2013